Publicado: 28 de Octubre de 2019


¿Sabías que el origen de nuestro rabo de toro
nos remonta a la época de los romanos?
¿Y sabías que aporta al cuerpo alto contenido en colágeno,
ayudando a detener el desgaste de los tejidos y de las articulaciones? 

¿Que más se puede pedir?

Y si te apetece comer otra cosa, te adjuntamos el menú 
como de costumbre. ¡Que aproveche! ¡Feliz semana!